27 Nov, 2014
Buscador 
   In English
img img
img
  I+D DE LA LECTURA
  Home > I+D DE LA LECTURA > Makerspaces, espacios de creación en la biblioteca...

img
img img img
img img
img
 
 
Makerspaces, espacios de creación en la biblioteca
6/3/2013
Cada vez son más las bibliotecas que se unen al movimiento maker en los Estados Unidos. Esta cultura se inspira en el do it yourself (DIY) [hazlo tú mismo] pero se orienta a la creación (maker en inglés significa creador, fabricante). El título del libro de Chris Anderson, Makers: The New Industrial Revolution, eleva este movimiento a la categoría de nueva revolución industrial.
 
Como resultado, están naciendo en todo el país los llamados makerspaces, espacios de reunión en los que se congregan grupos de personas que ponen en común su conocimiento para realizar, de forma colectiva, trabajos muy variados y en los que aportan sus habilidades: desde reparar una bicicleta o trabajar la madera hasta poner en marcha una impresora 3D o construir un robot.
 
Para Jeff Sturges, fundador del makerspace Mt. Elliot, en Detroit, la integración de estos espacios en las bibliotecas supone un reto, puesto que la mayor parte de la gente piensa en las bibliotecas como lugares silenciosos y los makerspaces son todo lo contrario, muy bulliciosos. En una entrevista publicada en ALA TechSource, explica que si las bibliotecas quieren preservar espacios más tranquilos tendrán que disponer de un lugar aislado. Para ellos Sturges recomienda que las paredes sean transparentes, para que la actividad que se produce dentro sea visible. «Necesitamos formas de abrazar el caos», afirma Sturges.
 
 
 
 
¿Qué tienen que ver estos espacios con las bibliotecas? Para el fundador del Makerspace de Detroit, las bibliotecas han sido tradicionalmente lugares donde se almacena el conocimiento, y los makerspaces generan conocimiento. Por otra parte, actualmente los profesionales de todo el mundo debaten sobre cómo será el futuro de las bibliotecas y se está cayendo en la cuenta de que el libro no será la única forma de adquirir conocimiento, por tanto queda cuestionado su papel como almacenes del saber.
 
Los makerspaces son infraestructuras sociales para la producción de la cultura, ya sea en forma de conocimiento o de objetos físicos, afirma Sturges. Las bibliotecas son grandes estructuras físicas donde la comunidad se reúne y pueden ofrecer herramientas útiles y conocimiento. Al ser espacios de encuentro, son idóneas para poner en contacto a la gente que sabe sobre un tema.
 
La implicación de las bibliotecas en la cultura maker, opina Sturges, puede generar una red de espacios en todo el país. Escuelas, bibliotecas y otras instituciones comunitarias necesitan asumir este papel —y ya están comenzando a hacerlo—, dando acceso a herramientas de las que otros no disponen necesariamente. La importancia de las bibliotecas como parte del movimiento maker es completamente simbólica, opina Sturges, para quien éstas deben seguir siendo vistas como «baluartes del conocimiento y ciudadelas de la producción cultural».
 
El makerspace de la Biblioteca Pública de Fayetteville, denominado Fab Lab (que se podría traducir como Laboratorio de fabricación), fue el primero en ponerse en marcha desde una biblioteca y actualmente ya son varios, como indica la docente y bibliotecaria Nieves González en un post sobre este tema, con varios ejemplos.
 
¿Crees que esta idea es exportable a las bibliotecas de nuestro país? ¿Conoces alguna biblioteca con iniciativas similares?  

Envíanos tu comentario

Nombre :
Comentario :
Introduce el captcha mostrado abajo 
 
img
img img img

   NOTICIAS
27/11/2014
El Instituto Caro y Cuervo expone en Madrid la riqueza lingüística de Colombia
La Fundación y Factoría Cultural crean Emprendelibro, para apoyar la innovación de la edición digital en español
Juan Goytisolo obtiene el Premio Cervantes

   CONSEJOS
4/1/2014
Pautas para dinamizar el Servicio de Préstamo de la biblioteca
Apuntes para identificar un buen libro de aventuras
Pautas para reconocer y valorar una novela de terror para niños y jóvenes

   NUEVA CADENA DEL LIBRO
27/11/2014
Los viajeros de JetBlue podrán leer los títulos de HarperCollins durante el vuelo
El desembarco de Amazon intensifica la guerra de precios del libro en Brasil
En las Starbucks de San Francisco ya se puede cargar gratis el teléfono sin cables
  © Copyright Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2014 Aviso legal Mobile   Powered by Amigot Corp - New York    RSS